viernes, 12 de junio de 2009

Reflexiones del Bonsai












El bonsai no es solo la estética de los arboles, es una trilogía que se conforma de: botánica, diseño y filosofía, por tal motivo, las reflexiones o aprendizajes que se obtienen de el Bonsai van más allá de su simple cuidado y cultivo. Este blog será ese refugio de las refelexiones obtenidas a través del Bonsai y sus cuidados.










1. El bonsai sufre, se mutila, se lacera, se compacta, pero este precio tiene su recompensa al final, la belleza máxima, la meditación del que le observa, la conexión con el espiritu, ese es el camino de la perfección. El arbol sufre y se transforma al mismo ritmo que el que lo cuida. Las emanaciones de energía se mezclan y se funden en uno solo.



2. El bonsai te enseña tres principios básicos: paciencia, paciencia y paciencia.



3. Si te olvidas de cuidar el árbol, de nada servirá el diseño y la filosofía. La vida es ante todo lo más preciado.



4. El bonsai te demanda tiempo, pero el tiempo que demanda es el tuyo y para ti, por que en la medida en que aprendas el silencio, aprenderás a escuchar lo que el bonsai te tiene que decir.



5. Podrás ser excelente botánico, podrás ser excelente diseñador de bonsais, también podrás ser excelente filósofo, pero solo el esfuerzo, la paciencia y la tenacidad te harán ser excelente en las tres cosas.



6. Cada vez que se corta cada rama, brote o raiz debes preguntarte si es indispensable hacerlo y pedirle al bonsai permiso para cortar. Por que cada corte en el bonsai es un corte en tu conciencia y no se podrá reparar jamás.



7. Solo el contacto con la tierra, ofrecer el agua, detener el tiempo, cuidar los brotes y alambrar a tiempo te harán tener un verdadero Bonsai.



8. Un Bonsai no se compra ni se regala, un bonsai se forma y moldea de la misma manera en que se moldea el espíritu.



9. Un Bonsai no se hace de un dia para el otro, es imposible, el bonsai se hace de un lustro para el otro.



10. Un bonsai no se entiende, no se aprecia, no sorprende hasta que te detienes en él y ves reflejado el brillo de tu alma.



11. Un bonsai al igual que tu alma, nunca está acabado, requiere de mucho tiempo y dedicación para que siga siendo bello.



12. Para conocer el ritmo de un bonsai se debe observar un año, para comenzarlo a formar se debe planear a diez años, solo así, poco a poco, el camino trazado comenzará a tener sentido.

3 comentarios:

  1. Es más que un arte, es una rutina para estar en contacto con la naturaleza, es sentir más allá de lo visible.


    Saludos,


    Postes de madera

    ResponderEliminar
  2. induce a lo hermoso de crear algo que deja de ser cosa para convertirse en compañero y amigo.

    ResponderEliminar